Croacia: Vacaciones en un faro

La costa de Croacia está repleta de faros que además de orientar al navegante sirven para pasar unos días de vacaciones en la más absoluta tranquilidad. Ideales para pasar unos días en soledad o unos días románticos en pareja.

Faro de Porer

 Eso sí, para alojarse en un faro hay una serie de cosas que tenéis que tener en cuenta, por ejemplo llevar la comida y el agua potable. Piensa que en algunos casos no podrás acceder en coche y tendrás que usar barcas para ir y venir al puerto más cercano…

Así que si queréis unas vacaciones diferentes, acompañados de los vuestros, pero sobretodo acompañados por el mar Adriático aquí os informamos de algunos faros en los que podréis alojaros si vais a Croacia.

Faro de Savudrija (Umag). Es el más antiguo del Adriático y data del año 1818. Lo construyó un conde como regalo a una mujer que tuvo la malasuerte de morir el mismo día que acabaron las obras. Está a 56 kilómetros de Trieste (Italia) y a 9 de Umag (Istria) y cuenta con 1 apartamento para 4 personas.

La playa más cercana está a 30 metros y alrededor del faro hay un jardín con vegetación mediterránea.

 

Vista desde el interior de un faro

Sveti Ivan na Pucini (Rovinj). Construido en 1853 está en un islote frente a la ciudad de Rovinj. La torre mide 23 metros. El fondo de este mar es perfecto para amantes del submarinismo. Hay 2 apartamentos para 4 personas.

Isla Porer (Premantura). Un lugar de relax absoluto. Excursión en barco a las islas vecinas que están deshabitadas. Se construyó en 1833 y tiene una torre 35 metros. Hay 2 apartamentos con 4 camas.
Dicen que desde aquí ves la puesta de sol más bella de todo el Adriático y aquí también disfrutarás viendo a los delfines.

 

Faro de Rovinj

Veli Rat (Dugi Otok). Un lugar romántico donde celebran bodas ya que tiene una antigua capilla. Está rodeado de pinos y se domina toda la costa de Zadar y es que la torre (faro) mide 40 metros de altura.

Prisnjak (Isla Murter). A 6 millas naúticas está el Parque Nacional de las Kornati, un destino indispensable para quien quiera conocer el mar de Croacia. En este faro hay una historia que contar: en los años 50 la mujer del guardafaros se puso de parto y tuvieron que subir corriendo a la barca para que la atencieran en el pueblo. El guardafaros remó lo más rápido que pudo, pero no evitó que el niño naciera en la barca. Al bebé le pusieron el nombre de Jadran que significa Adriático y en su partida de nacimiento figura que nació en Prisnjak, el islote donde está únicamente el faro.

Sveti Petar (Makarska).El centro de la ciudad está a 20 minutos a pie, eso hace que sea un frecuentado por veraneantes. Además a este faro sí que puedes llegar en coche por una carretera asfaltada. El apartamento está rodeado por una terraza y tiene 5 camas.

 

Interior de un faro. Todo comodidades

Plocica (Isla de Plocica). Entre las islas de Korcula y Hvar. En croata significa placa y es una isla baja y plana. Hace poco fue adaptado para acoger a 14 personas. Al sur de la isla fondos muy profundos al norte lagunas de arena de escasa profundidad.

Susak (Isla de Susak). A lo largo de la costa de esta isla se extiende un lago desde el que se accede al mar a través de una gruta situada a 15 metros de profundidad. Un faro muy a lo Robinson Crusoe, la verdad.

La mayoría de los faros de la costa croata fueron construidos en el siglo XIX cuando esta tierra formaba parte del Imperio austro-húngaro.

Hoy, sin lugar a dudas, representan monumentos extraordinarios del patrimonio cultural e histórico y también, lugares distintos donde alojarse en vacaciones.

Imprimir

Categorias: Croacia, Viajar por Europa



También te interesará...

Deja tu comentario