Erotismo en las iglesias románicas

Iglesias romanicas en España

“Iglesia” y “erotismo“: dos palabras que en principio parecen no tener mucha relación y, sin embargo, Palencia, el sur de Cantabria y parte del norte de Burgos tiene una auténtica ruta de iglesias pertenecientes al arte románico que guarda en sus fachadas, en sus capiteles, ventanas y canecillos secretos insospechados para muchos. Pequeñas figuras, manifestaciones de un arte atrevido; tallas que podrían ser tachadas de procaces o incluso pornográficas: hombres con el falo erecto, mujeres casadas y solteras mostrando su sexo, penetraciones, posturas sexuales insólitas…

¿El motivo? no se sabe. Y eso es lo más curioso, porque no faltan hipótesis para las mismas. Se ha contado que si por motivos supersticiosos, pues por ejemplo, en la Edad Media se llevaban incluso colgantes con figuras de falos, pues se pensaba que atraía la buena suerte. Se llegó a decir que se encargaron expresamente porque estas iglesias estaban en zonas con poca población que necesitaban ser repobladas; la idea de poner estas imagenes en las iglesias podían incitar a las jovenes parejas a practicar el sexo y de este modo, contribuir a que aumentara la población. Se ha hablado de la influencia de la cultura hindú donde la representación de figuras sexuales eran habituales, pero también es cierto que en estas zonas no había ningún punto de contacto entre el arte románico y el hindú. Otros piensan que se trata de un modo especial de la iglesia de mostrar el pecado de la lujuria, pues antiguamente las figuras representativas de pecados se plasmaban en el exterior, mientras que en el interior de los templos se colocaban las figuras propias representativas de actos bondadosos o virtudes.

Sea como fuere, lo cierto es que ninguna de estas teorías se ha podido demostrar y nadie puede saber cuál fue el misterioso motivo que llevó a los constructores a colocar estas figuras tan provocativas a la vista de todos.

CervatosHay casi cincuenta edificaciones en los que se han podido encontrar estas tallas repartidas por Palencia, Burgos y Cantabria.

Lugares como la colegiata de Santillana del Mar, o en poblaciones como San Vicente de la Barquera existen, pero sin duda, el centro, el punto de partida es Aguilar de Campoo donde se halla una buena muestra de pequeños templos románicos que abren camino hacia la comarca campurriana. La iglesia de San Pedro de Cervatos es una de las mejores iglesias románicas que se conservan. En los capiteles de esta iglesia se pueden observar juntos, a un hombre con las manos en la cabeza y el pene erecto, y al lado, a una mujer mostrando su sexo. En la puerta principal hay una mujer con una serpiente mordiéndole los pechos. En los canecillos hay mujeres en posturas impúdicas, mujeres dando a luz, coitos, figuras fálicas… Es la iglesia que mayor número de reepresentaciones de este tipo tiene, aparte de ser la que más crudeza muestra en ellas.

Figura erotica romanicaSan Martín de Elines, San Juan Bautista de Villanueva, San Cipriano de Bolnir, Yuso… son otros de los lugares donde podremos encontrar estas figuras.

Estas representaciones son abundantes también en la zona Norte de Palencia: Frómista, Gama, San Cebrián de Mudá, Matalbaniega, Villabermudo o Revilla de Santullán. Y, como hemos dicho, también existen ejemplos en Burgos: San Pedro de Tejada, San Quirce, Valdenoceda, o San Miguel de Cornezuelo.

Y así, mientras científicos del todo mundo, estudiosos de las artes, teólogos y la Iglesia seguirán intentando dar un y otra solución al misterio de estas pequeñas figurillas, ellas nos seguirán observando desde sus rincones, mientras aquéllos que las crearon ríen con la sorpresa del coito de la pareja en Santa María del Yermo o con la pareja exhibicionista de San Pedro de Tejada.

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Cantabria, Curiosidades, Palencia, Viajar por España



También te interesará...

Deja tu comentario